21 mar. 2012

Saco, saquito

Yo no sé vosotros pero en mi casa tendemos a perder las cosas y más aún cuando son de pequeño tamaño; como por ejemplo aquella vez que sacamos el parchís para entretener a uno de los niños de la familia y acabamos usando botones en vez de fichas porque la mitad habían desaparecido a saber dónde.
Una y no más. Aunque hemos decidido adoptar los botones como fichas de parchís, me he animado con este saquito (tiene unos siete centímetros de base) para guardar los dados y las fichas. Ahora sólo queda no perder el saco también.



No hay comentarios:

Publicar un comentario