26 ago. 2011

Bolso de asa corta para entretiempo

Ya estoy preparándome para la temporada de otoño. Por el momento sólo quiero adelantarme a los días en los que hay que ponerse algo encima porque refresca.
Friolera de nacimiento, en cuanto se levanta la menor brisa allá que me lanzo a ponerme chaquetas y jerseys incluso cuando el resto sigue con tirantes y sandalias. Para mí el otoño siempre se adelanta así que aprovecho para sacar del armario los bolsos de colores más oscuros y de asa corta para llevarlos justo debajo del brazo. Para este bolso busqué el color que mejor se acoplara a mi vestuario, en este caso marrón chocolate y calculé al milímetro el largo del asa para que no se moviese al llevarlo puesto.



Me gusta además porque es cuadrado lo que ayuda en infinito a organizar todo el contenido, que es mucho, empezando por los pañuelos de papel en cantidades ingentes para superar el primer resfriado que, por desgracia, está al caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario