26 ago. 2011

Bolso de asa corta para entretiempo

Ya estoy preparándome para la temporada de otoño. Por el momento sólo quiero adelantarme a los días en los que hay que ponerse algo encima porque refresca.
Friolera de nacimiento, en cuanto se levanta la menor brisa allá que me lanzo a ponerme chaquetas y jerseys incluso cuando el resto sigue con tirantes y sandalias. Para mí el otoño siempre se adelanta así que aprovecho para sacar del armario los bolsos de colores más oscuros y de asa corta para llevarlos justo debajo del brazo. Para este bolso busqué el color que mejor se acoplara a mi vestuario, en este caso marrón chocolate y calculé al milímetro el largo del asa para que no se moviese al llevarlo puesto.



Me gusta además porque es cuadrado lo que ayuda en infinito a organizar todo el contenido, que es mucho, empezando por los pañuelos de papel en cantidades ingentes para superar el primer resfriado que, por desgracia, está al caer.

19 ago. 2011

Funda para MacBook

Este es el regalo perfecto para alguien que lo tiene todo. O al menos eso es lo que me digo, porque he decidido hacer esta funda para el MacBook de una amiga a la que ya no sé que regalar por su cumpleaños.
No me digáis que no ha quedado curiosa; una moderna combinación de colores con un toque retro.



Con algo tan tecnológico como un ordenador Apple no he podido evitar utilizar botones de madera grandes en vez de la sempiterna cremallera o el funcional velcro. Le da a la funda el toque natural del que carece un ordenador portátil.





Además el ordenador queda perfectamente ajustado dentro, vamos, que le queda como un guante.

12 ago. 2011

Funda para abanicos




Creo que he encontrado la solución al síndrome del abanico espachurrado en el bolso. Yo siempre llevo un abanico en el bolso ya sea invierno o verano y siempre tengo que apañármelas de una y mil maneras para que no se espachurre con el resto de cosas que pululan por su interior.
Porque yo le tengo mucho cariño a mis abanicos y no tengo intención de seguir arriesgándome a que se deformen o, peor aún, se rompan he "ganchilleado" esta funda.



Tanto ha gustado por aquí que ya me han pedido copias.

9 ago. 2011

Bolso azul

Por alguna razón inexplicable no encuentro bolsos los suficientemente grandes como para que quepa lo imprescindible y al mismo tiempo lo suficientemente pequeños para no parecer que llevo la casa a cuestas. ¿O es al revés?
En principio me encantan los bolsos grandes pero creo que no han sido creados para todas las situaciones. Durante el verano odio llevar pegado un saco (por muy bonito y fashion que sea) al cuerpo porque al final molesta sobremanera sobre todo con el calor de estas épocas. Al mismo tiempo los minibolsos son tan pequeños que no cabe casi ni el monedero así que aquí traigo una propuesta intermedia.



Las medidas de este bolso son 22x19cm y cabe todo lo necesario.

1 ago. 2011

Bolso billetero

De esta creación estoy especialmente satisfecha porque ha traído algo de orden a mi "desordenada organización". Por fin he conseguido poner en un solo sitio los billetes que voy ahorrando de aquí y allí.



Es como mi caja de caudales y me evita tener que acudir a doscientos sitios secretos cuando surge algún gasto inesperado de cierta cuantía -como cuando el electricista me cobró veinte veces más de lo puramente razonable por diez minutos de su tiempo-.



P.D.: Buscar otro nuevo sitio supersecreto donde guardarlo.