2/4/2014

Bolsa de la compra de tela mejorada o new Tote Bag


Les presento mi nueva Tote Bag o lo que en cristiano yo llamo mi nueva bolsa de la compra.

Hace unas semanas calló en mis manos una bolsa de algodón monda lironda para ir a la compra. A mí me gustan más estas bolsas que las bolsas de plástico porque puedes reutilizarlas tantas veces como quieras y en el momento que se ensucian no tienes más que meterlas en la lavadora con el resto de la colada.

Además, con las bolsas de algodón puedes hacer verdaderas maravillas. Se pueden pintar, bordar, o mejorar como te de la gana.

En este caso decidí practicar con mis nuevos conocimientos en granny square. Simplemente elegí colores frescos para la primavera y crocheteé dos granny square con los colores intercambiados que luego cosí a cada lado de la bolsa.

Este es el resultado.

Tote Bag. Granny Square

10/10/2013

Colcha de bebé


Pues que como había que darle la bienvenida a un nuevo miembro de la familia pues vi yo como se presentaba ante mí la posibilidad de tejer una colcha. Se acerca el invierno ¿no? Además una colcha hecha a mano es un regalo muy personal y qué leches, le he puesto todo el cariño del mundo.

Era cuestión de tiempo, la verdad. Lo de tejer colchas es una tentación difícil de resistir.

He utilizado algodón ecológico de color lila y amarillo. La cocha es cuadrada de un metro de lado. Pesa aproximadamente un kilogramo así que espero que no pese mucho, sobre todo ahora que el bebé es tan pequeño.





Creo que les gustó el regalo.

7/10/2013

Mi colección de ganchillos (1)


Seguro que tienen algo que guardan como un tesoro. Algo a lo que tienen especial afecto y lo cuidan para que se mantenga nuevo. Yo también, como no.

Hablo de mi pequeña colección de ganchillos que crece y crece a velocidad vertiginosa. Más rápido que mis creaciones. Creo que corre el riesgo de volverse una obsesión.

Pero no les hago esperar más. Aquí tienen parte de dicha colección. Hoy les enseño la colección de ganchillos de metal. A parte de tener todos los tamaños que necesito, y más, me encantan los colores, que por cierto, ayudan a no quedarme dormida cuando me relajo tanto tanto que acabo por cerrar los ojos en medio de un punto.


Ganchillos de metal

24/9/2013

Elección de colores para un fular

No me he perdido ni nada, al menos no físicamente. Digamos que he tenido muchas cosas que hacer últimamente y se me ha ido el santo al cielo.

Disculpen que les haya tenido tan abandonados. Espero enmendarme.

El caso es que con la llegada del frío, sí frío, he pensado en tejer un fular. La idea es de lo más simple pero ya veremos cómo acaba la cosa. En principio quiero tejer un fular muy fino pero muy largo de cuatro colores que me dará millones de vueltas al cuello.

Creo que estoy haciendo el punto muy prieto pero con el tiempo confío que el algodón se relajará. Si no funciona ya sé que debo utilizar un gancho más gordo para la próxima vez.

Esta es la selección de colores. Tendrán que esperar algo para el resultado final. Confío en su paciencia.


Colores para un fular

4/2/2013

Cartera para ordenador portátil en San Valentín

¿Y por qué no?

Ya sé que con una tarjeta por el Día de San Valentín uno ya lo tiene apañado pero no me digáis que ésto no es mucho mejor. Como ya sabéis siempre me guío por la utilidad más que por el capricho pero regalar esta cartera une las dos cosas. ¡Y cómo!

¿A que es chula?

http://www.zazzle.es/corazon_rojo_bolsas_para_ordenador-256562752969700767


Todavía tenéis tiempo. Sólo tenéis que hacer click en la foto o aquí para enlazar con la tienda.

¡Ah! Felíz San Valentín para todos.


20/1/2013

Propósito para el 2013


Yo no soy de propósitos porque me conozco y sé que no voy a cumplirlos, pero algo tengo que hacer con la acumulación de hilos de algodón y lana de todos los tamaños, colores y longitudes imaginables que empiezan a acumularse de forma peligrosa a mi alrededor.

No es que tenga miedo a que cobren vida y me coman pero mejor que estén organizados en algún sitio. Ya veremos cómo me las apaño sin tirar nada.





¿Usarlos como relleno?
¿Unirlos cuidadosamente para algún proyecto loco?
¿Usarlos para jugar con el gato?

10/12/2012

Mi funda de abanico preferida


Como suele decirse, “cada loco con su tema” y mi locura se basa en tejer fundas de abanico una detrás de otra. Es como los zapatos, nunca se tienen los suficientes. Lo curioso es que da igual cuantas haga, cada una es completamente distinta a la anterior.

Lo bueno de tejer fundas, supongo, es que tienen una gran utilidad práctica. A no ser que uno no tenga el contenido (abanico, portátil, Ipod, teléfono móvil, Kindle, etc. ) la funda siempre estará en uso y tendrá vida propia.

Yo, como ya he dicho, tiendo a darle al ganchillo más por utilidad que por gusto, aunque también. Al fin y al cabo no me gusta tejer por tejer cuando el resultado no va a servir para nada o terminará acumulando polvo en un cajón olvidado del armario para los trastos.
Así que nada, como reparto abanicos a diestro y siniestro (de esa cruzada hablaré en otra ocasión) termino por “ganchillear” en la misma proporción para asegurarme que el abanico recibe el uso correcto; y todo el mundo encantado de la vida.

Ahora que ya puede decirse que he tejido bastantes fundas os presento mi favorita. No por ser de las primeras sino porque en el momento que quedó terminada supe que era sólo para mí. Simplemente, mi bolso no es un bolso salvo que ésta funda tenga un abanico dentro en su interior. Es más, quizá no lleve bolso pero seguro que me verán con la funda en la mano.